Emociona't PAHCB!!



IRENE




    Nunca olvidaré mi primer día en la PAHC Bages, ni a cada una de las personas que hicieron más cálida mi llegada.
    Como todos, llegué a la plataforma temblorosa y agotada por una situación de desgaste que se prolonga desde hace años. Años de lucha constante contra bancos, leyes y ex pareja. Años constantes de lucha contra el sistema que tanto nos aprieta y desvaloriza.
    Durante el camino, sumaba adversidades y restaba compañías, pues mi problemática iba mucho más allá de las ansias de amistad y lealtad de quienes me rodeaban.
    Mi mundo, como el de muchos afectados por la hipoteca, se desdibujó hasta ser solamente la sombra de lo que un día fue, convirtiéndome a su vez, en la sobra de lo que nunca más seré; aquella inocente, ilusoria y apasionada niña capaz de sorprender y ser sorprendida, aquella Irene enamoradiza, apasionada y confiada. Herida en batalla sucumbió a la oscuridad tornándose en espectro.
    Los días se volvieron grises, la desconfianza y la soledad eran los escudos frente a la guerra que había iniciado para la supervivencia. Nuevas heridas, nuevas bajas y nuevas estrategias que te obligan a ser más fuerte, menos sensible. Disipando la esencia y anulando mi ser, perdiendo por el camino mucho más que dinero, mucho más que un hogar...

    El sistema nos conduce a la extinción de la raza humana tal cual éramos. La sociedad se ha convertido en una masa sin principios ni valores. Nos hemos perdido en el camino del individualismo, hemos perdido nuestra capacidad de pertenecer a un todo. Nuestro halo de energía se desvanece. Nuestro ser, tan alejado ya de lo que debiera, ha perdido la capacidad de formar parte del conjunto que nos arropaba cuando éramos lo que debiéramos; seres mucho más instintivos, mucho más vitales, simples y felices, cohesionados con nuestro entorno, respetándolo y amándolo, sin egos y sin necesidades fingidas o impuestas….
    Todo, absolutamente todo, carecía de sentido y la vida ya simplemente era una carrera para llegar al final intentando no perder en el viaje más de lo que ya había extraviado.
    El camino ya no era solamente gris, además, se había convertido en un camino llano, donde la distancia y el sufrimiento ya no eran una cuesta sino una constante. Había perdido la fe en lo justo, en la gente y en la verdad.
    Hasta lo más simple se convirtió en un reto: poder dormir una noche entera, tener comida a diario, respirar sin miedo a quebrar en llanto, descansar en cuerpo y mente… descansar… volver a descansar.
    Los deseos se convierten en fantasías para las que ya no tienes tiempo, las utopías y la nostalgia eran demasiado costosas para entretenerse en ellas. Pasas de los números rojos a los marrones, y hasta incluso a los negros! La situación de desempleo se come tus recursos, tu sociabilidad, y el tiempo te consume hasta perder la confianza en ti, en tus valores y en tus principios..

    Y de repente… Señales que te recuerdan que lo importante no es lo que sucede sino la actitud con la que afrontas esa situación. Señales que te recuerdan que eres capaz de afrontar todas las adversidades presentes.
    Respiras hondo y vuelves a llenarte de energía para seguir. Sonríes y te reconfortas al sentir que éste no es tu límite y que aún puedes con mucho más.
Atisbos de luz que alumbran tu camino: una persona, un gesto, una mirada, una canción, el cielo azul, el sol, Zeus.
    Mi Zeus, mi más leal compañero, mi amigo fiel e incondicional, mis pulmones y mi razón de ser. Con cada una de sus miradas me llena de nuevo de oxigeno. Su olor, su tacto, todos y cada uno de sus gestos son motivos para levantarse y volver a ganar la partida. Su amor ilimitado me da fuerzas para mi batalla y para lidiar cualquiera que venga en su nombre. Ver en él las diferencias entre lo que somos y lo que pudiéramos ser. Ver en su rostro y en la profundidad de su mirada la sencillez de nuestras complejidades. Como nos hemos complicado los seres humanos, que poco nos ha servido nuestra conciencia y raciocinio, aquel que ha alimentado nuestro ego para hacernos creer que somos mejores con argumentos tan ridículos e irrisorios.
    Y Javi, mi ángel de la guarda, mi guía en la oscuridad. No existe palabra capaz de describir lo que significa tenerte a mi lado. Hoy, por fin, sé que tú eres mi lugar. Haces de mí una mejor persona, llenando de luz cada rincón. Gracias por acogerme sin prejuicios, por quererme y hacer, de nosotros tres, una gran familia.
    Gracias a todos quienes me han dado lecciones para seguir creciendo, tanto a los que se quedan como a los que se van.
    Gracias a Edda y a Haider quienes me enseñaron que en esta vida es tan importante aprender a dar, como aprender a recibir.
    Gracias a aquellos que me ofrecisteis mucho teniendo muy poco. En especial a Patri y a Carito, por quererme y no abandonarme a pesar de la distancia, a pesar del día a día.
Gracias a Miguel por volver…
    Gracias a mi familia, y a la familia de Karen con quienes hemos compartido, entre otras cosas, comida. Pues “compartir és estimar” como dice Xavi.
Y gracias a la PAHC Bages, que me arropó para unirme a su lucha y hacer de la mía la de todos ellos. Invitándome a ser partícipe de sus problemas, sus ganas de reivindicar. Contagiándome sus deseos de pelear por lo justo, por la verdad, por un futuro mejor. Recordándome que hay gente con principios y valores dispuestos a conseguir lo que tanto temen los políticos: la unión. Gracias por recordarme lo bonito que es compartir y confiar.
    Gracias a Reme, a quien albergo con especial cariño en mi corazón por ese abrazo mientras me susurraba “Tranquila, ahora ya no estás sola”, acompañando esas palabras con cariño y complicidad día tras día , haciéndolas realidad, convirtiéndolas en el inicio de lo que podía ser el final.
    A Mari Carme, por evocar en mí sus angustias y compartir sus más duros momentos conmigo, haciendo rebrotar la sensibilidad en mi endurecida alma.
    Gracias infinitas a Esther y a Tony, quienes acogieron mi caso haciéndolo suyo. Peleando conmigo como nunca nadie antes. Poniendo en la mesa el conocimiento, la sensatez y la voluntad de pelear por causa ajena. Gracias Tony, por las tardes de magia que vislumbran, a todos los afectados, la inocencia que nunca debimos perder.
    A Sergio, con quien compartimos acogida y tardes de conspiración. Por tu genuina forma de planificar la batalla.
    Mil gracias a Yolanda y Juan por ser el gran ejemplo a seguir, por su fuerza y coraje, por su victoria, por envolvernos como familia y compartir con nosotros su hogar.
    Gràcies a Berni per sapiguer qué dir i com fer-ho. Gràcies per recordar-me que aquesta no és només una lluita meva, sino la lluita del poble i tots i totes ens hi hem d’implicar. Gràcies per recolzar-me i omplir-me de valentia per a demanar ajuda.
    Gracias a Olga por endulzar nuestras penas, a Rufi, a Jordi, a Alba, a Iris, a Esther y Quim, a Lupe, a Juanma, a Lolo, a Eva, a Ana, a Badu…

    Gracias a todos los miembros de la PAHC Bages, a los que están y a los que vendrán, por hacer que nuestras diferencias sean la virtud que enriquece nuestra convivencia, pues nos unen muchas más cosas de las que nos separan!!


2 comentaris:

  1. Molt bonic l'escrit!!! Emociona de veritat...

    Força i llibertat PAHC Bages!

    ResponElimina